martes, 31 de mayo de 2011

Anécdotas y curiosidades de la ONU (I)

Las Naciones Unidas se crearon el 24 de octubre de 1945 durante la Conferencia de San Francisco (California, EEUU) a la que asistieron los 51 primeros Estados (fundadores) de la ONU; en realidad, se trataba de los países que habían declarado la guerra al Eje (Alemania, Japón e Italia; que fueron excluidos al mismo tiempo que algún otro país neutral, como España, que acabó entrando el 14 de diciembre de 1955). La denominación del principal foro internacional surgió tres años antes, el 1 de enero de 1942, cuando el presidente de los EEUU Franklin D. Roosevelt habló de las Naciones Unidas para referirse a los 26 países aliados que acordaron luchar juntos contra las potencias del Eje.

De aquel origen, consecuencia directa de la II Guerra Mundial, aún se mantiene la obsoleta estructura de que 5 países (Francia, EEUU, Rusia, China y el Reino Unido) sean miembros permanentes del Consejo de Seguridad con derecho de veto, perpetuando el statu quo de 1945 en pleno siglo XXI. Desde hace mucho tiempo, la Secretaría General ha trabajado en diversas propuestas para que este Consejo se reforme y represente la actual situación del mundo; pero ha sido incapaz de lograrlo. Brasil, Alemania, la India y Japón parecen ser los candidatos que cuentan con mayores posibilidades pero ¿incluir otro país europeo y por qué no la propia Unión Europea? ¿Pakistán vería con buenos ojos que la India ocupara ese escaño permanente? ¿Y por qué Brasil y no Argentina o México? Y, en África: ¿Egipto, Nigeria o Sudáfrica?

De aquellos 51 Estados miembros originarios se ha pasado a los actuales 193; los últimos, por el momento, fueron Montenegro y Sudán del Sur. Salvo la reunificación de las dos Alemanias, lo habitual es que los países se fracturen en varios, de ahí que se vaya incrementando el número de Estados miembros. Al margen de la ONU sólo quedan la Ciudad del Vaticano y algunos territorios sumidos en cierta situación de alegalidad internacional, como sucede con Kosovo (una provincia de Serbia que se autoproclamó independiente y a la que algunos países, como España, no le reconocen su soberanía por miedo a sentar un precedente) o diversas repúblicas del Cáucaso que, al menos en un atlas, aún forman parte de Georgia.

Cuando un país se incorpora a la mayor organización internacional, suscribe la Carta de las Naciones Unidas que se aprobó en 1945 sobre la base que, a mediados de 1944, negociaron los representantes de China, la URSS, el Reino Unido y EEUU en Dumbarton Oaks (Wáshington DC). Al firmar la Carta, el nuevo Estado miembro acepta las obligaciones de este tratado internacional en el que se establecen los principios fundamentales de las relaciones internacionales. De conformidad con esta Carta, la ONU tiene cuatro propósitos: mantener la paz y la seguridad internacionales, fomentar entre las naciones relaciones de amistad, realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales y la promoción del respeto de los derechos humanos y servir de centro que armonice los esfuerzos de las naciones.

El 26 de junio de 1945, la firma de la Carta de las Naciones Unidas en la Opera House de San Francisco estuvo a punto de ocasionar una incómoda situación cuando le llegó el turno al primer país por orden alfabético –la Argentina del militar Perón– y los demás miembros recurrieron a un ardid histórico para evitarlo: China debía ser la primera nación que suscribiera el documento porque fue la que llevaba más tiempo sufriendo la opresión del Eje (en este caso, Japón). Esto demuestra que la sensibilidad de este organismo ha estado a flor de piel desde los primeros tiempos.

Desde su sede central en Nueva York, en una parcela que donó John Davison Rockefeller junto al East River, la ONU trabaja con seis idiomas oficiales (inglés, francés, español, ruso, árabe y chino) y ocupa a más de 52.000 personas en una enorme estructura formada por 6 órganos principales y más de 30 organizaciones afiliadas (conjunto al que se llama Sistema de las Naciones Unidas) y que se financia con las aportaciones de cada Estado miembro.

1 comentario:

  1. Tras la admisión de Sudán del Sur en 2011, Palestina fue admitida como Estado observador –un estatus similar al de la Santa Sede– el 29 de noviembre de 2012

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...